Afectan operativos policiales nocturnos a restauranteros de Sonora

Va Canirac Sonora contra el bullying; imprime calcomanías para colocarlas en los menús de los restaurantes afiliados de la entidad: Ernesto Aarón Martínez
Conferencia de prensa de Canirac en Ciudad Obregón.

Por Francisco Angulo Albestrain

Los operativos nocturnos que la Policía Estatal de Sonora lleva a cabo están afectando a la industria restaurantera en la entidad, al amedrentar a los comensales que consumen algunas bebidas alcohólicas en los establecimientos afiliados a la Canirac, afirmó en conferencia de prensa en Cajeme Ernesto Aarón Martínez Nieves.

El presidente de la Cámara empresarial en el estado consideró que al reducirse el índice de alcoholemia para considerar que una persona es o no apta para conducir un vehículo, ha hecho que se incrementen las extorsiones a los ciudadanos por parte de los agentes de la policía, sobre todo en la capital del estado, aunque también se han dado algunos casos en Ciudad Obregón y otras ciudades de Sonora.

La vida nocturna puede representar el 50 por ciento de los ingresos de los restaurantes en la entidad, y esta negativa situación afecta sobremanera, ya que ante los operativos y filtros de revisión, ha caído de manera importante el consumo, al grado de que por esta causa los negocios pueden llegar a resultar improductivos, expresó.

 

Van contra el bullying

Acompañado por el dirigente local Enrique Burboa Valenzuiela, durante un recorrido que lleva a cabo por distintas representaciones de Canirac en Sonora, el presidente de la Cámara de la Industria Restaurantera en la entidad, informó que han iniciado una campaña para tratar de reducir la incidencia del bullying, para lo cual se apoyarán en los establecimientos afiliados de Sonora.

Lo anterior, dijo, es parte de la responsabilidad social que como empresarios tienen y es por ello que se suman a la cruzada nacional que pretende reducir el acoso escolar, llamado hoy en día bullying.

El 25 por ciento de la población acude a consumir alimentos en restaurantes y es este el mercado objetivo de la campaña, consistente en la colocación de calcomanías tendientes a sensibilizar a la ciudadanía en relación con este tema, dijo.

“La broma es clásica en México, sin embargo se debe poner un límite, con lo cual evitar llegar a la toma de decisiones muy lamentables por parte de las personas afectadas por esta problemática”, expuso.

La campaña estatal dio inicio en Hermosillo, donde se entregaron calcomanías a 50 restaurantes; en Cajeme se entregarán en 25 establecimientos en una primera etapa, continuando con los de Navojoa, Nogales y así hasta llegar a las ciudades más importantes del estado, aseguró.

En la conferencia estuvo también presente Luis Guillermo Ariyoshi, consejero y expresidente estatal de la Canirac.