La araña violín, un riesgo en el sur de Sonora

En 2013 van siete casos de mordedura en Cajeme; en 2006 y 2011 fallecieron dos personas por su mordedura: Dr. Arturo Segura
Araña violín.

Por Francisco Angulo Albestrain

La araña violín es una especie de arácnido que se encuentra en distintas partes de la Tierra y habita también en la región sur de Sonora; no hace telaraña, es cazadora y sus hábitos son generalmente nocturnos, habitando en climas húmedos y cálidos. No muerde si no se siente amenazada (generalmente ocurre al ser aplastada), lo cual provoca daños por necrosis en los tejidos y ocasionalmente la muerte, indicó el médico Arturo Segura Gortárez, jefe de urgencias del Hospital General de Obregón.

La araña, del género Loxsoceles, es llamada “violín” por la forma similar a la del instrumento musical, en la parte de su cefalotórax, y en el municipio de Cajeme se han presentado varios casos de su mordedura, mencionó el entrevistado.

Tan sólo en el presente año se han registrado siete casos en Cajeme, de los cuales dos fueron en el sector de la laguna del Náinari; uno en Tobarito y uno más en el fraccionamiento Fovissste 2; sólo se tiene registro de dos muertes en la historia del Hospital general: una en 2006 y la más reciente, en 22011, afirmó. “Esta especie puede estar en todas partes; incluso en una ocasión encontramos un ejemplar dentro del Hospital, la cual entró por una ventana abierta”, aseguró.

En cuanto a los casos de la laguna, uno de estos se dio cuando una joven estaba haciendo ejercicio en el área y se sentó en una banca, donde seguramente estaba el arácnido y la mordió, no poniendo mucha atención a la molestia, y fue cerca de cuatro horas después que se dio cuenta que el lugar afectado se estaba poniendo oscuro, que acudió a ser atendida, se le aplicó el antídoto junto con dexametasona y pudo ser revertido el efecto, ya que se aplicó el producto antes de seis horas, que es a partir de entonces que los tejidos se empiezan a poner necróticos (a morir), agregó el médico.

Generalmente, la Loxosceles habita también solares baldíos sin limpieza constante, en sitios con hojarasca, en las hojas secas de palmeras y en cortezas de los árboles, por lo que se recomienda la limpieza constante y fumigación de estos sitios, para evitar su propagación y el riesgo del daño a la salud que su mordedura puede causar.

Una araña violín hembra pone de 200 a 300 huevecillos en una puesta, lo que significa la misma cantidad de arañitas, por lo que recomienda la limpieza de cualquier lugar donde esta especie pudiera alojarse, añadió.

Adicionalmente dijo que se han registrado también cuatro casos de mordedura de araña capulina o viuda negra en la localidad.