Presentan recién nacidos complicación por píloro cerrado

El píloro es el canal que conecta al estómago con el intestino y funciona como una válvula para el alimento en el bebé

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora dio a conocer que un mal que aqueja a un gran número de recién nacidos es el cierre del conducto denominado “píloro”, el cual funciona como una válvula que permite o regula el paso del alimento.

El cirujano pediatra del Hospital General Regional (HGR) número 1 en Ciudad Obregón, Héctor Gerardo Rodríguez Hernández, detalló que este es el canal que une al estómago con el intestino y que suele cerrarse en algunas ocasiones, resaltando que se da principalmente en el primer hijo varón.

“Cuando el píloro se cierra es por un engrosamiento en el canal de conexión con el estómago, lo que hace necesario realizar una pequeña y rápida operación que permitirá que el recién nacido aproveche el alimento que se le da, de lo contrario lo estaría vomitando constantemente”, expresó.

“La cirugía consiste en hacer una pequeña incisión en el abdomen, ésta tiene que ser entre el ombligo y las costillas para después separar las fibras musculares del píloro y abrirlo, para finalmente suturar la zona expuesta y que comience la recuperación”, apuntó.

El médico del IMSS indicó que para poder determinar si se necesita la intervención quirúrgica se realiza una ecografía, que es una técnica de exploración de los órganos internos registrando las ondas electromagnéticas aplicadas a un lugar específico.

El especialista explicó que después de la cirugía es cuestión del paso de un par de horas para que el menor comience a consumir alimento con normalidad, y unos cuantos días para que la herida cicatrice.