Share |

Reforma 12

El gluten contribuye a la mala salud

Navojoa, Sonora.En los tiempos modernos la alimentación occidental ha incluido el gluten en la gran mayoría de sus platillos, lo que   ha derivado en enfermedades gastrointestinales, anemia, estreñimiento, náuseas, osteoporosis y dolor abdominal entre otros problemas de salud.

La proteína de gluten en el trigo actual es   muy diferente con el que nuestros antepasados crecieron y comieron; la proporción de esta sustancia    ha aumentado considerablemente como resultado de la hibridación. Hasta el siglo XIX el trigo solía mezclarse con otros granos, cereales y frutos secos; tan solo en los últimos 200 años, la harina de trigo puro fue molida dentro de la harina   blanca refinada.

Una alimentación libre de gluten es vital para aquellos que tienen la enfermedad celíaca, que es una reacción gastrointestinal grave al gluten, en muchas de las ocasiones no diagnosticada por los médicos derivando en las patologías antes citadas y   una amplia variedad de síntomas que no son de naturaleza gastrointestinal, incluyendo problemas neurológicos o psicológicos, relacionados con la piel, el hígado, sistema nervioso y entre otros, las articulaciones.´

¿Qué es el gluten?  Es una proteína compuesta de moléculas de glutenina y gliadina, que en presencia de agua forman un enlace elástico. El gluten se encuentra más comúnmente en el trigo, centeno, cebada y avena. Sin embargo, el gluten puede estar presente en una gran cantidad de alimentos procesados y pasar desapercibido ya que puede esconderse bajo una  variedad de denominaciones de ingredientes como  las maltas, almidones, proteínas vegetales hidrolizadas, proteínas vegetales texturizadas y saborizantes naturales.

La palabra "gluten" proviene de la palabra latina para pegamento, y sus propiedades adhesivas mantienen pegados al pan y al pastel. Dichas propiedades de "aglutinamiento" también interfieren con la descomposición y absorción de nutrientes, incluyendo los nutrientes de otros alimentos en la misma comida. El resultado puede ser comparado con una masa que causa estreñimiento en el intestino, lo que puede dificultar una apropiada digestión.

En este contexto, el gluten sin digerir ocasiona que su sistema inmunológico ataque el revestimiento del intestino delgado, que puede ocasionar síntomas como diarrea, estreñimiento, náuseas y dolor abdominal. Al paso del tiempo, el intestino delgado se daña e inflama cada vez más; esto a su vez puede ocasionar una   mala absorción de nutrientes y deficiencias nutricionales, anemia   y osteoporosis entre otros problemas de   salud como el intestino permeable.

El intestino permeable permite que las partículas de los alimentos entren en el torrente sanguíneo, lo cual causa inflamación, reacciones inmunes y mayor riesgo de varios trastornos autos inmunológicos. Esto se conoce como síndrome del intestino permeable, y no necesariamente tiene que tener la enfermedad celíaca para sufrir las consecuencias del intestino permeable.

Por lo anterior conviene citar que la enfermedad celíaca está conectada a la autoinmunidad. Si es diagnosticado con enfermedad celiaca después de la edad de 20 años, sus probabilidades de desarrollar una enfermedad autoinmune aumentan de un promedio de 3.5 % a un 34 %. La enfermedad celíaca no diagnosticada también está relacionada con un riesgo casi cuadruplicado de muerte prematura.

 Sin embargo, eso no significa que todas las personas deban evitar el gluten. La mayoría dice que puede controlar el gluten sin consecuencias clínicas. Otros no tienen tanta suerte, particularmente las personas con trastornos auto inmunológicos tienen un riesgo de complicaciones.

Los investigadores también estudian otros ingredientes en el trigo y han descubierto que hay un sinnúmero de otras proteínas y compuestos que pueden causar sensibilidad. Así que si se siente mejor con una alimentación libre de gluten, incluso si eliminó la enfermedad celíaca, podría ser sensible a algunos de los otros ingredientes de trigo.

Por su atención gracias.