Share |

Vertiente

El frente del PRI es hacia su interior.- Mientras, otros partidos, sin consultar a sus bases mezclan sus fobias y ambiciones de poder.- Lástima, están dando pie a triunfos del tricolor en Sonora, y en Cajeme a otro carro completo 

Hay partidos que buscan, afanosamente, alianzas hacia el exterior, a pesar de que demuestran que son incapaces de lograr acuerdos sustantivos en sus propias entrañas, con sus mismos grupos.

Este síndrome prevalece a nivel nacional y, por supuesto, permea en las estructuras estatales y municipales de los institutos políticos.

Estrategias tan desesperadas, evidentemente tienen un fin. Y no precisamente acabar con injusticias sociales y la ausencia de democracia. Sino satisfacer ambiciones de poder de quienes se reúnen, analizan y concluyen que sus propias fortalezas no les alcanzan para lograr sueños de grandeza, y es cuando deciden atropellar a sus militantes, porque sin consultarlos, propician mezcla de intereses, generando ligas con otros partidos, como sucedió con el Frente de Ricardo Anaya, PAN; Alejandra Barrales, PRD; Dante Delgado, MC.

Ese fenómeno marca ya punto de partida en Entidades como Sonora, donde David Galván Cázares, PAN; y Miguel Ángel Armenta, PRD, se reunieron hace un par de días para sopesar las ventajas de una coalición. Cónclave en que no participó MC, debido a que María Dolores del Río, astuta como es, además de conocer los entretelones del que fuera su partido -Acción Nacional-, le vio las orejas al lobo desde los prolegómenos del Frente Nacional y pintó su raya, diciéndoles prácticamente que en Sonora, con ella no contaran.

En Cajeme, fueron evidentes las acciones recurrentes del líder del PAN, Rafael Delgadillo, para enganchar sus siglas azules al MC, pero también a algunos personajes como el empresario beisbolero René Arturo Rodríguez y el comerciante Julio César Pablos Ruiz, sin que rindieran frutos sus promociones. Finalmente quiere imponerse como candidato a la alcaldía, sin reconocer méritos en otros pretensos, como Andrés Salas Sánchez.

Detalles tan específicos no pasan desapercibidos para militantes y menos para la ciudadanía propietaria de los votos, la que sabe diferenciar el sufragio, y que en un momento dado -1  de julio de 2018- podría construir muchas sorpresas.

Se puede detectar, pues, en este municipio de pocas lluvias y mucha resolana, el estado febril de partidos como PAN, MC, Morena, y un PRD casi muerto, al tomarles el pulso.

No así el PRI, bajo el liderazgo de Andrés Rico Pérez y Lourdes Portela, que mantiene un trabajo sistemático sobre el funcionamiento de sus seccionales, estructura territorial, con la inducción de cursos intensivos a sus liderazgos sobre la organización y funcionamiento legal de procesos electorales, preparación de sus futuros representantes en casillas, siguiendo una logística de largo alcance. Es decir, forjando un gran frente al interior de sus siglas.

¿Y la nominación de candidatos del tricolor?

Hay avances sustanciales. A estas alturas la plataforma, planillas, fórmulas, están planteadas, esperando la publicación de las convocatorias federales y locales, para definir procedimientos de elección.

Luego procederán a ponerle gasolina a su carro, que comenzará a avanzar en las precampañas, campañas y quizás con suficiente capacidad para llegar con carga completa al 1 de julio.

Mientras, los demás partidos -sus notables-, siguen pensando que con voluntarismo y uniendo fobias se logra todo…sin comprender que en política la organización fundamentada en la unidad y forjamiento de cuadros, es definitoria.

-Sistema, poeta, sistema. Empieza por contar las piedras, luego contarás las estrellas-, decía León Felipe, el cantor de Versos y oraciones de caminante…

Le saludo, lector.