Vertiente

Palabra de mujer de Natalia Rivera: Habrá, en Sonora, candidaturas para las damas, en igualdad de circunstancias que los hombres

Visitó Cajeme, la secretaria general del PRI estatal, Natalia Rivera Grijalva, para arrancar el programa de recolección de firmas que apuntalarán la solicitud de consulta popular que promueve el presidente Enrique Peña Nieto, buscando la reducción de legisladores federales plurinominales: 100 en la Cámara de Diputados y 32 en la de Senadores.

Para darle consistencia a la pregunta que se hará a la ciudadanía en el proceso electoral del 2015, se tendrá que lograr el 2 por ciento de firmas de la lista nominal partidaria, es decir, 1.5 millones a nivel nacional.

En Sonora, recalcó, acompañada de los dirigentes priístas del municipio, Gabriel Baldenebro Patrón y Teresita Caraveo Galindo, asimismo de Pedro Flores Moreno, alcalde de San Ignacio Río Muerto, la meta es de 50 mil firmas.

En el transcurrir de la conferencia, y cuestionada por los reporteros sobre las candidaturas de las damas, nominaciones que podrían volverse de humo, Rivera Grijalva expresó que se respetará el espíritu de la ley y las capacidades de liderazgo de las mujeres en Sonora, al referirse a la equidad de género e igualdad de oportunidades para las priístas en sus aspiraciones a figurar en las boletas de elección popular.

Natalia entiende, al igual que los poderosos priístas que acaudillan grupos, que son los actuales, otros tiempos. Que ya no se pueden detener, desde las estructuras directivas y de liderazgos, a dialogar sólo con el espejo, porque en esas decisiones radica el triunfo o la derrota del tricolor.

De la conformación de planillas y fórmulas legislativas que se forjen en el vientre de dicho partido, con la mayor transparencia, pluralidad y democracia, podrán tener la seguridad de batallones reales de combate electoral, respetados inicialmente por las estructuras de mando, y por ende, por la militancia, para salir a ganar el voto ciudadano, que, después de todo, es el objetivo de todo instituto político.

Se generó, pues, un pronunciamiento estricto y frontal de Natalia Rivera, en la vertiente de que se respetarán las candidaturas con olor a mujer en todo Sonora, construyendo con esa decisión, un equilibrio saludable en las boletas; de tal manera que esta situación que mantenía inquietas a las damas cajemenses (al igual que a los de toda la Entidad) quienes percibían que los grupos de poder tenían ya elaborada su nomenclatura, les devolvió, dicho anuncio, la alegría, más cuando Rivera Grijalva se comprometió a demostrar cumplimiento a esa definición, días antes de las elecciones.

Hay júbilo en Teresita Caraveo, María del Rosario Oroz Ibarra, Carmen Alicia Camacho, Olivia Lastra, Irma Anduaga, Diva Ponce Caro, Lourdes Portela, Denisse Navarro, Marcela Osuna, Norma Alicia López, entre muchas más.

Y mientras esto sucede en el PRI, en el PAN es notoria la forma en que crece el trabajo plural del comité que preside Emmanuel López Medrano, llevando asistencia social y servicios a comunidades rurales y colonias populares, incluyendo la labor de los precandidatos David Figueroa Ortega (en mi partido no está dada la última palabra, dijo, recientemente) y Javier Gándara Magaña, quienes despliegan amplias estrategias de posicionamiento, porque saben que los votos de la región serán determinantes en los días por venir.

Sobre los demás partidos, es decir, Movimiento Ciudadano, PT, PANAL, PVEM, MORENA, no hay señales de vida, salvo el PRD que está inmerso en su proceso de cambios directivos a nivel nacional, estatal y municipal.

Le saludo, lector.