Vertiente

Se configura el escenario electoral en Cajeme.- La competencia será extrema y el PRI vive, desde ahora, una encrucijada, si deja por fuera al perfil triunfador.- El PAN, de aceptar coaligarse, sólo irá por algunas regidurías.- Chayito Oroz presenta su libro en UTS

Se configura, pues, el posible escenario electoral de Cajeme, para el 2018.

Cierto, el proceso será muy concurrido. Pero la competencia real se dará entre el candidato o candidata del PRI, el independiente Rodrigo Bours, y Gustavo Almada de MC, más si su partido logra concretar un frente municipal con PAN y PRD, aunque este último instituto actúe sin pena ni gloria…

Si opta el PAN por coaligarse, como lo están exigiendo David Galván y Damián Zepeda, su presencia en la planilla frentista se reducirá a algunas regidurías, sacrificando su fortaleza de ser el antagonista principal del PRI, a quien le ha ganado elecciones en el pasado.

El dirigente azul, Rafael Delgadillo, tiene la oportunidad de hacer historia, sacrificando lo que haya que sacrificar -comenzando por sus propias aspiraciones-, y dándole cauce y bandera al mejor posicionado, Andrés Salas. Porque en la lucha que viene, tendrán que olvidarse grupos y marcas, pasiones actuales y pretéritas, para conjuntar una sola raíz que el agua desbordada no pueda arrancar…

Quienes también enfrentan, en estos momentos una encrucijada, son las cofradías de poder del PRI, e integrantes de las estructuras del Consejo Político, teniendo como árbitro a Gilberto Gutiérrez Sánchez. Porque frente a ellos existe un reto histórico que se les complica con tantos generales, si aspiran repetir carro completo en Cajeme.

Y, lógicamente -Gilberto lo sabe bien-, no serán las exposiciones de quienes presiden mesones tricolores a favor de sus protegidos, las que tendrán que convencerlo a él y al Consejo respectivo, sino la realidad que recoja a ras de tierra no solamente entre la militancia, sino hurgando en la inteligencia y el sentir de la ciudadanía libre para que sopese el tipo de terreno que deberá transitar, si es que espera participar con dignidad en la gran batalla del 2018, y más si aspira a ganar.

Gilberto, su partido y su Consejo Político, tienen, como nunca, un horizonte de activos de donde escoger… El dilema está en acertar con el indicado  o la indicada… y es una ecuación que podría resolver, preguntando a la gente más noble, la menos politizada, la que carece de ambiciones políticas, la que aún cree, desde la esencia de su transparente ingenuidad, en los seres humanos por lo que son, por sus valores, por su huella… No a quienes persiguen un interés de origen.

Ahí están los nombres: Denisse Navarro, Kiki Díaz Brown, Anabel Acosta, Emeterio Ochoa, Armando Alcalá, Abel Murrieta, Omar Guillén, Raúl Ayala González…

Hoy, en la Universidad Tecnológica del Sur de Sonora, a partir de las 11:00 horas, María del Rosario Oroz Ibarra presentará su libro 2+2 Matemáticas para el cerebro.

Chayito, invitada por el rector de dicha institución, Josué Valenzuela Beltrones, quien se muestra siempre atento a las actividades de beneficio para la comunidad estudiantil, dará pie a una importante dinámica con la participación de los jóvenes.

La escritora será acompañada en el evento por la Psicóloga Aída Castillo y el Neurocirujano  César Villalobos, quienes harán amplias exposiciones en relación a la importancia de las matemáticas en el desarrollo de las personas, aunado al valor del ejercicio de tan valiosa ciencia en el fortalecimiento de las neuronas.

¿Algún día se decidirá mi admirada amiga, en dejar correr el lápiz sobre el horizonte de sus vivencias humanas y políticas, y entregarle a Cajeme y a Sonora nuevos libros que aporten puntos de vista y referencias en torno a una realidad en la que ha sido protagonista?

Sería, sin duda, interesante echar esas semillas a la parcela…

Le saludo, lector.