Vertiente

Jubiloso homenaje al Padre Rogelio López.- Eva Luz López, sobrina del Ciudadano Distinguido 2017, recibió las preseas de manos del alcalde Faustino Félix Chávez.- Inquietante, la Ley de Seguridad Interior

Emotiva, revestida con el agradecimiento de los cajemenses, la ceremonia de reconocimiento post mortem, al Padre Rogelio López Román, como Ciudadano Distinguido 2017.

En el acto de clausura del Festival Tetabiakte, jubiloso ciclo de actividades artístico-culturales que enmarcaron la celebración de los 90 años de la fundación del Municipio, el alcalde Faustino Félix Chávez acompañado de su esposa Ena Olea de Félix, y por el  director de Cultura Municipal, Sergio Inzunza, procedió a la entrega de las preseas, que fueron recibidas por Eva Luz López López, sobrina del sacerdote.

Ella, emocionada, dirigió un mensaje de agradecimiento a las autoridades municipales por la distinción de que fue objeto su tío, asimismo el presbítero Salvador Ramírez, expresó un testimonio de admiración por López Román.

El alcalde manifestó que cada año, en la celebración del nacimiento de Cajeme como Municipio, se honra la trayectoria de quienes contribuyeron y contribuyen al fortalecimiento moral, espiritual, físico, de una comunidad asombrosa donde se conjugó, durante su fundación, el esfuerzo de familias de comunidades cercanas y de aquellos que provenientes de otras partes de Sonora, del país y del extranjero, sembraron sus raíces definitivas en las tierras pródigas del Valle.

Presentes, funcionarios de las diferentes dependencias municipales y regidores, quienes fueron testigos de honor del homenaje al Padre Rogelio, pero también del arte de la Rondalla del Magisterio y del Grupo Rog Lóp, que hizo honor a su fundador en la línea del tiempo dentro de la que viven y vibran…

La aprobación de la Ley de Seguridad Interior en la Cámara de Diputado, comienza a levantar una ola de preocupación entre los mexicanos, quienes consideran es atentatoria de los derechos humanos.

Organismos importantes, como Amnistía Internacional México, dirigida por Tania Reneaum, quien expresó públicamente que “Hoy es un día de retroceso para los derechos humanos. Justificada en el marco de la seguridad nacional, esta ley se ha apresurado, y los diputados y diputadas han aprobado un dictamen a pesar de las opiniones de expertos y del rechazo que hemos manifestado las organizaciones de la sociedad civil, poniendo en peligro la vigencia de los derechos humanos en México, y mostrando poco interés de las autoridades  por proteger a la ciudadanía”.

No se puede ni se debe permitir –dijo- que se normalice la participación de las fuerzas armadas en labores policiales, porque desde hace décadas se viene documentando las violaciones de derechos humanos que prevalecen bajo el uso sostenido de esas corporaciones castrenses en la calle.

Claro que deja mucho que pensar el encauzamiento de esta ley, a través de la cual se obliga a vislumbrar que el país vive o vivirá situaciones de emergencia, definiendo reglas que contemplen la solicitud de Estados y legislaturas para que se derive la actuación de las fuerzas armadas hacia sus Entidades; pero también, se establece que ante una emergencia, existe a priori el otorgamiento de facultades al Presidente para que pueda ordenar reacciones inmediatas de las fuerzas armadas, y posteriormente hacer la declaratoria de solicitud.

Por supuesto. Inquietan sobremanera, leyes y actitudes solamente aplicables ante emergencias de estallido social o de guerra.

¿O, acaso se vislumbran focos peligrosos, durante y después del desenlace de las elecciones del 2018?

Le saludo, lector.