Vertiente

¿Y Padrés, qué? Dejó basura que no han barrido.- Fiel a su profesión de periodista, Carlos Moncada le entrega a Sonora un libro objetivo, documentado, sobre el paso del ex gobernador y su gente por la conducción de la Entidad

Interesante, la conferencia del periodista y escritor cajemense Carlos Moncada Ochoa,  como parte de la presentación de su libro más reciente ¿Y Padrés, qué? Dejó basura que no han barrido.

La comparecencia de Carlos, tuvo efecto la tarde-noche del jueves 7, en el salón Costa de Oro del hotel Quality Inn, abriendo el evento Alberto Vizcarra Osuna, integrante del Movimiento por el Agua -ante una asistencia en su mayoría de productores del Valle del Yaqui-, con una exposición sucinta del trabajo de investigación de Moncada Ochoa en torno al citado libro, que, ciertamente, es parte complementaria del texto Asalto a Sonora, editado en 2015, y convertido en testimonio fehaciente de los desmanes políticos y económicos de la administración 2009-2015 del Nuevo Sonora.

El libro de Carlos, dedicado a Adalberto Rosas López, como homenaje a su vida indeclinable de luchador social, se constituye, desde ahora, en fuente de consulta sobre las acciones más negativas de una estructura sexenal en el devenir gubernamental de la Entidad, que derivó, con cinismo desbordado, hacia actos de corrupción.

Pero también se transmuta en la voz de tinta y papel de quienes reclaman justicia. Grito que será permanente, consistente, para la historia, porque los libros, las ideas que expresan y sus demandas colectivas, no mueren, convirtiéndose en la memoria señera de los pueblos, aunque los tribunales absuelvan a los delincuentes.

Abordó Moncada, el tema del acueducto Independencia, el caso retorcido de los uniformes escolares, la infamia cometida contra Gisela Peraza, quien fuera trabajadora doméstica de los Padrés Dagnino, entre otras circunstancias del sexenio anterior. Y, por supuesto, hizo referencia a las noticias que inquietan y preocupan, últimamente, a los sonorenses, sobre las posibilidades de que el ex gobernador enfrente juicio en libertad. “Si un inculpado se salva. que sea porque así lo ordena la resolución de un juez no porque lo aconseja un político”, como refiere en la parte final de su libro.

En lo personal, considero que a la ciudadanía le interesa más el rescate de los miles de millones de pesos sustraídos a las arcas de Gobierno por Padrés y colaboradores, que saberlos presos. Asimismo, les dolería más a los malos servidores públicos que les quitaran los bienes producto de atracos, que su propia libertad; de ahí la importancia de reformas sustantivas a los códigos, para que en lo futuro no se vuelva imposible recuperar lo robado, para bien de una sociedad que aún sabe soñar en y con la justicia.

En la exposición de Carlos, fue notoria la presencia de los diputados Kiki Díaz Brown y Emeterio Ochoa Bazúa, asimismo de la titular de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Cajeme, Denisse Navarro Leyva.

Le saludo, lector.