Share |

¿Por qué los grandes boxeadores no quieren pelear con el Siri?

Orlando "Siri" Salido.

Por Andrés Montaño

Orlando “El Siri” Salido gran peleador de muchas batallas sobre el ring, veterano, experimentado, aguerrido pero las batallas no sólo las ha dado sobre el cuadrilátero, ha tenido la fortaleza de acabar con grandes prospectos, gladiadores ya consolidados; por ese motivo le están sacando la vuelta aun cuando, para muchos, es un peleador que ya está de salida en el terreno boxístico, no así para el mismo “Siri”, que sigue demostrando que todavía hay mucho que dar arriba del ring, sobre todo satisfacciones para sus seguidores, quienes en muchas ocasiones se han quedado con el buen sabor de boca de ver a Salido ganador aun cuando los jueces han mirado otra pelea, anulando con ello sus posibilidades, amargando la noche al boxeador y a los aficionados.

Por varias razones no quieren enfrentar a Salido: ni Rocky Román, Francisco “El Bandido” Vargas, quien dice que está para cualquiera, pero prefiere a Román o Berchelt el que gane de ambos peleadores; y esto es porque ante Salido tiene enfrente a alguien que nunca deja de luchar y que puede acabar con sus sueños de grandeza.

Ambos peleadores evitan a Salido, y lo más feo del caso es que las promotoras apoyan estas decisiones, apostando más por buscar buenas bolsas que buenas carteleras. Aquí un breve recuento de lo que es Orlando Salido en el plano profesional y el por qué lo están evitando, AUNQUE LO LLAMEN ASUNTO DE NEGOCIOS, AQUÍ EN MEXICO SE LE LLAMA TEMOR A ENFRENTAR AL QUE PUEDE ACABAR CON UN BOXEADOR O ACABAR CON UN BUEN NEGOCIO.

 

Aquí la breve reseña:

Para el peleador sonorense no ha sido nada fácil llegar a conseguir un campeonato del mundo, después de bregar con una carrera llena de escollos debido a la pobreza en la que vivió en los inicios de su carrera, en las cuales la mayoría subía al ring con falta de preparación y no por falta de ganas sino porque era necesario ganarse el sustento diario y en ocasiones, no le daba tiempo para los entrenamientos, pero así como perdió algunas de ellas en esas condiciones, también ganó muchas de ellas, mostrando su calidad y coraje de campeón que ha demostrado desde sus inicios.

Aun mostrándose como el guerrero que es y obteniendo victorias sobre peleadores de renombre como Carlos “Topo” Gerena, César “La Cobrita” Soto, una pelea de campeonato de mundo ante Juan Manuel Márquez donde estuvo a punto de enviar a la lona al campeón mundial, le abrieron paso para las contiendas importantes, sin embargo en la mayoría de las peleas no había jueces neutrales, por ejemplo cuando tuvo su contienda contra Robert “The Ghost” Guerrero, quien era invicto y su carrera era en ascenso, decidieron hacer nula la pelea despojándolo del título en menos de una semana, argumentando doping, sin embargo demostrada su inocencia no le fue regresado su cinturón.

En ese momento, los grandes promotores se dieron cuenta de la peligrosidad de Salido; aun así prefirieron dejarlo fuera de las clasificaciones mundiales por lo que tuvo que nadar en contra de la corriente una vez más y tuvo que hacer cuatro peleas más para obtener la oportunidad de una eliminatoria, la cual ganó y obtuvo el derecho de disputar el título contra Cristóbal “Lacandón” Cruz, pelea donde todo mundo vio ganar a Orlando Salido, excepto los jueces quienes dieron una decisión mayoritaria a favor de Cruz.

Los grandes promotores e intereses monetarios de las casas de apuestas le negaban el derecho al “Siri” de ser campeón mundial a pesar de que el trabajo estaba hecho y mostraba la calidad boxística que había en la humanidad del de Ciudad Obregón; fue entonces que se le abre la oportunidad de volver a una contienda contra el mismo Cruz, la cual no sería desaprovechada ya que en esta ocasión sería coronado su esfuerzo obteniendo el Campeonato Mundial de la Federación, el cual perdería en la báscula, en una pelea ante el entonces llamado el mejor peso pluma del momento, Yuriorkis Gamboa.

Aquí es donde empieza a decir el por qué nadie desea enfrentar a Salido: todo mundo especulaba que Salido perdería por la vía del nocaut los primeros 4 rounds  ante el de la Isla de Cuba, Yuriorkis Gamboa; sin embargo Gamboa, un boxeador lleno de tretas sucias y marrullerías anti deportivas, golpeaba a salido para salir huyendo y cuando su camino era recortado abrazaba, incluso trataba de lastimar con golpes a la nuca de Orlando Salido. No pudo noquearlo en 4 rounds, más aún: en el octavo episodio visitó la lona víctima de un volado de derecha. Ante la desesperación siguió la pelea sucia y en el último episodio envió a la lona al cajemense y le dio un golpe cuando ya estaba derribado.

Sin duda, de permanecer en la lona pudo haber logrado la victoria vía descalificación, PERO EL CORAZON DE SALIDO Y EL PUNDONOR HICIERON QUE SE LEVANTARA PARA NO DESHONRAR ESTA PROFESION; DECIDIÓ PERDER EN LAS TARJETAS, CUANDO PUEDO FINGIR ESTAR EN MAL ESTADO Y GANAR LA PELEA.

Todo estaba servido para una pelea de muchos millones de dólares entre “El Ciclón de Guantánamo” Yuriorkis Gamboa contra Juan Manuel “Juanma” López, ambos invictos con la mayorías de sus peleas ganadas por nocaut y gran expectación en los reflectores boxísticos de todo el mundo, pero aquí es donde entra de nueva cuenta Orlando “El Siri” Salido, ya que envían al de Cajeme como víctima a Puerto Rico a enfrentar a Juanma, pero en los planes de salido no estaba desaprovechar la oportunidad: hizo una excelente preparación y en ocho episodios hizo trizas al campeón borinqueño, destruyendo los planes millonarios de los más importantes promotores.

Salido deseaba una revancha con Gamboa, la cual no le concedieron por obvias razones: vieron su peligrosidad, por lo que el de Cuba decide subir a otra división y sacarle la vuelta al “Siri”. Nuevamente enfrentó a Juanma López quien decía que había perdido por una mala noche y por la suerte de Orlando Salido, pero en la mente del mexicano había otras cosas. Llegó mejor preparado e hizo pedazos de nueva cuenta los sueños del borinqueño, y la misma carrera de éste, ya que jamás volvió a brillar en el plano mundial.

Ante otro de los grandes campeones del momento tuvo una muy mala noche, me refiero a la noche de Mike García, ya que después de sufrir cuatro caídas en los primeros episodios, Salido se repuso y empezó a hacer daño a García, después de el séptimo episodio Mike salió muy lastimado y se quejó de un cabezazo accidental, que no marcó en su momento el referee y mencionando que no podía continuar, donde era un claro abandono del ring porque nunca se marcó el cabezazo accidental, se fueron a las tarjetas dando ganador al de Estados Unidos, cuando Orlando se encontraba repuntando en la pelea y a como nos tiene acostumbrados.

Tal vez de terminar la pelea, la historia se hubiera escrito de otra forma ya que García ya no era contundente y había perdido piernas, quedando la segunda parte por disputarse. Cabe mencionar que después de esta pelea, también Mike García desapareció del plano boxístico, por asuntos administrativos más que nada, sin embargo hay quien piensa que quien enfrenta a Salido, gane o pierda, tiene la maldición de no volver a brillar, aun siendo una promesa o una figura consolidada.

Otro negocio derrumbado es el que tenia Bob Arum al tratar de conseguir hacer Campeón Mundial a Vasyl Lomachenko con menos peleas profesionales que cualquier otro peleador, lo que lo catapultaría como lo mejor de clase mundial, sin embargo de nueva cuenta Salido, a pesar de ir mermado por condición física debido al desgaste de no poder dar la lucha contra la báscula hizo una gran pelea, sacando toda la experiencia y llevándose una victoria más y haciendo de nueva cuenta la travesura de evitar grandes ganancias para la promotora del ucraniano, quien es Campeón Mundial en otra división sin embargo no luce como lo esperaba Bob Arum, parte de lo más selecto de la clase mundial.

Por esta y muchas razones más le niegan la oportunidad a Orlando Salido de pelear contra los campeones actuales. Diga usted, lector, lo que piensa.