Share |

La Sedesol y la FAO impulsarán la creación de huertos en Comedores Comunitarios

Se busca acercar Programas sociales de la Sedesol a familias de escasos recursos y convertirlos en centros para la pequeña producción de hortalizas y frutas

El secretario de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda Nava, anunció que los 5 mil 149 Comedores Comunitarios instalados en el país, acercarán a la población beneficiaria a otros Programas sociales como Prospera, Pensión para Adultos Mayores, Seguro de Vida para Jefas de Familias, 3 X 1 para Migrantes y Estancias Infantiles.

Durante la firma de Declaración Conjunta entre la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el responsable de la política social del país, resaltó que los comedores podrán ser también espacios para impartir capacitación laboral y talleres sobre equidad de género y nutrición.

“Estamos relanzando a los Comedores Comunitarios como puentes hacia el ejercicio pleno de los derechos sociales”, señaló Miranda Nava, al sostener que las acciones entre Sedesol y la FAO beneficiarán a las 545 mil personas que a diario acuden a los comedores, donde se cumple con el derecho constitucional a una alimentación sana, variada y suficiente.

El titular de la Sedesol dijo que el quehacer de la FAO representa un faro en el cumplimiento del objetivo de erradicar el hambre y la desnutrición en México.

Se trabaja todos los días para “dejar sembradas las políticas públicas duraderas que ofrezcan la oportunidad para salir de la pobreza”.

Ante el representante de la FAO en México, Fernando Soto Baquero, Miranda Nava explicó el propósito de convertir a los Comedores Comunitarios en centros de convivencia y cohesión social, en los que se instalen huertos de hortalizas y de frutas y se ofrezca asesoría de equidad de género y nutrición.

El programa de Comedores Comunitarios comprende el trabajo voluntario de 65 mil mujeres y hombres que cocinan los alimentos destinados a los mexicanos en condición de vulnerabilidad.

El representante Soto Baquero resaltó la necesidad de que estos centros dinámicos se conviertan en lugares dinámicos de educación alimentaria.

“Hoy, por ejemplo, se consumen anualmente diez kilogramos de frijol por persona, que genera nutricionalmente el doble de proteínas que el trigo y tres veces más que el arroz”.

El frijol, señaló, no tiene por qué ser visto como un alimento del pasado, sino como un alimento del futuro por su alto valor nutritivo.

Citó que para producir un kilo de frijol se necesitan 500 litros de agua, mientras que para obtener un kilo de carne, se requieren 14 mil litros, y para producir un kilo de pollo, casi 5 mil litros.

Soto Baquero resaltó que como parte de los mensajes y campañas para promover una dieta más sana en las familias, los comedores son el vehículo adecuado para tener un mayor impacto en los hábitos de nutrición y en la alimentación de mujeres embarazadas y en los niños.