Verificará Dirección de Alcoholes respeten horarios centros nocturnos y restaurantes en festejos de Año Nuevo

Zaira Fernández Morales, titular de la Dirección General de Alcoholes.

Hermosillo, Sonora.La Dirección General de Alcoholes mantendrá personal en operativos en centros nocturnos y restaurantes para verificar que funcionen en los horarios establecidos durante los festejos de la noche de año nuevo, señaló la titular de la dependencia, Zaira Fernández Morales.

Explicó que siete establecimientos solicitaron permiso para operar en horario extendido, cinco en Hermosillo y dos en San Carlos, con lo cual podrán prestar servicio una hora más del tiempo regular permitido.

“Normalmente en temporada regular les damos 15 minutos de margen para que desalojar clientes en el establecimiento, entonces la mecánica es igual, los inspectores van a seguir con sus operativos tradicionales, estamos en coordinación tanto Protección Civil, COESPRISSON, la Secretaría de Salud, y en este caso la dirección de Bebidas Alcohólicas”, comentó.

Agregó que para que se otorgara este permiso los representantes legales de cada establecimiento presentaron una solicitud por escrito, hicieron el pago correspondiente, además de asumir el compromiso de tener personal de seguridad la noche de año nuevo para conservar el orden durante los festejos.

Al término del horario extendido, que es a las 3:00 am, los restaurantes y centros nocturnos tienen un tiempo de tolerancia de 15 minutos para que los clientes salgan de los locales, después de transcurrido se aplicarán las sanciones correspondientes.

La titular de la Dirección General de Alcoholes pidió la cooperación de los ciudadanos para retirarse de los establecimientos al concluir el horario permitido, ya que se trata de una medida de seguridad para evitar conflictos durante las festividades.

“Exhortar a los ciudadanos a apoyar que se cumplan con estas medidas que más que todo es por seguridad y no por comodidad del cliente”, señaló.

Añadió que se continúa con el programa “Ya no les hagas el paro”, en el cual se pide en tiendas de conveniencia y depósitos que no se venda alcohol a menores de edad, para lo cual se concientiza al personal que trabaja en estos establecimientos.