Share |

Investigación de tumores cerebrales en laboratorios del IMSS amplía la sobrevivencia de niños con cáncer

Se vigila el comportamiento in vitro de 350 muestras de células cancerosas, para ajustar las dosis personales de quimioterapia o radioterapia

En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se ha logrado mejorar la sobrevivencia de ocho de cada 10 niños con cáncer en el cerebro, gracias a los hallazgos del Laboratorio de Investigación en Tumores Cerebrales, del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Con los resultados obtenidos en dicho laboratorio, los especialistas brindan un tratamiento personalizado a los menores al prescribirles dosis específicas de medicamentos, así como quimioterapia o radioterapia, de acuerdo con el comportamiento celular del tumor.

El director Médico de Pediatría, Enrique López Aguilar, explicó que el objetivo de este laboratorio es entender el comportamiento biológico de los tumores y combatirlos con oportunidad, lo que permite dar una sobrevida de 80 por ciento a los niños.

En este laboratorio, que empezó a funcionar en 2010, actualmente se da seguimiento a 350 muestras de los cánceres de la cabeza más frecuentes en población pediátrica.

Los astrocitomas ocupan el primer lugar y se localizan en la sustancia blanca del cerebro; en segundo sitio están los méduloblastomas que se ubican en la materia gris; y en tercer lugar, los del tallo cerebral que representan un grave problema porque su curación es complicada.

En el área de Biología Molecular se reciben las muestras de tumores y a través de técnicas especiales se identifican los biomarcadores en las células, explicó la bióloga Ruth Ruiz Esparza Garrido.

De acuerdo con la presencia o ausencia de determinadas moléculas, dijo, se puede saber la reacción del paciente al tratamiento.

En la sección de Cultivos Celulares se prosigue el estudio primario del tumor y las células se cultivan in vitro. Si durante el análisis se encuentran neuro esferas o sten cell neurales, ello indica que la tumoración será resistente a la quimioterapia y radioterapia, informó la bioquímica Karen Ayala Contreras.

En el área de Inmuno histoquímica, se realiza un procedimiento histopatológico, que consiste en colocar algunos anticuerpos en el tumor, que permiten determinar si la malignidad es de alto o bajo grado.

De esta manera, el médico oncólogo puede modificar las dosis de quimioterapia, es decir, prescribirla por más tiempo o más agresiva, para que esa tumoración responda al tratamiento y se mejore la calidad de vida de los menores.

El Hospital de Pediatría del CMN Siglo XXI es centro de referencia nacional para estos tumores. Cada año recibe 300 niños con esta afección, y actualmente se tienen registrados 500 menores con tumor cerebral, e igual número de pacientes en vigilancia.