Vertiente

Exigen transparencia en elección de Auditor Mayor.- Empresarios, académicos y sociedad civil señalan que no deben existir padrinos políticos, compadrazgos y vínculos partidistas en ese proceso.- Teresa Lizárraga en Cajeme

Muy válido, el pronunciamiento de organismos empresariales, académicos y sociedad civil, al exigir que en el proceso de selección de Auditor Mayor en Sonora, se eliminen posibles turbiedades representadas por padrinos políticos, compadrazgos, y por supuesto, vínculos partidistas.

Se trata de un grito a tiempo, preventivo y frontal. Sobre todo cuando en la Entidad se vivieron seis años extremos de corrupción gubernamental, hechos que se investigan y documentan legalmente, y en los que algunos de sus actores, como el ex gobernador Guillermo Padrés y Carlos Villalobos Organista, ex secretario de Hacienda, enfrentan ya la frialdad de las celdas y el juzgamiento de los órganos procuradores y administradores de justicia.

De acuerdo a las bases de la convocatoria para elegir Auditor Mayor, el Comité Ciudadano de Evaluación del Desempeño Legislativo, deberá presentar ante el parlamento local, el próximo lunes 24, una terna surgida de un total de 25 aspirantes registrados, todos ellos de diferentes partes del Estado.

Por ello, la voz de dirigentes empresariales como Marcelo Meouchi Tirado, presidente de la Coparmex Sonora Norte; Armando Barajas Torres, directivo de Canacintra, delegación Hermosillo; Leticia Cuesta Madrigal, de Sonora Ciudadana, Armando Andrade Márquez, docente en la Unison, entre otros líderes de opinión, han mostrado su legítimo interés para que el desarrollo de elección de Auditor Mayor, sea transparente y no se contamine con intereses políticos y económicos; porque, ciertamente, no está el horno para bollos.

El Comité Ciudadano de Evaluación del Desempeño Legislativo, tiene que ser muy preciso en la selección de la terna, atendiendo las capacidades y huella profesional de los aspirantes, pero también su legitimidad y solvencia ciudadana, en el sentido de no obedecer a consignas de grupos de poder y a siglas partidistas, para que sean los sonorenses los que salgan ganando, de tal manera que las historias de truculencias y perversidades se constituyan en negras pesadillas de la historia.

Debo decir, que entre los 25 aspirantes figura el Contador Público Certificado y de amplia trayectoria profesional, social y humana en Cajeme y en Sonora, José Guerra Beltrán; asimismo Omar Alejandro Tiburcio Cruz, José Federico Cota Félix, Francisco Javier Zárate Soto, Samuel Verdugo Villegas, Joel Enrique Espejel Blanco, José Fidel Ramírez Jiménez, Rubén Alejandro Rodríguez Jiménez, Patricia Eugenia Argüelles Canseco, Víctor Remigio Martínez Cantú, Daniel Núñez Santos, Mario Jorge Terminel Siqueiros, Jorge Eduardo González Madrid, Miguel Arturo Morales Zamorano, Antonio Solis Canavett, Jesús Ramón Moya Grijalva, Manuel Alanís Rivera, José Othón Ramos Rodríguez, Gustavo Enrique Ruiz Jiménez, Mario Regín Sánchez, Rodolfo Durán Majul, Jorge Alberto Sáenz Félix, Luis Fernando Islas López, Guillermo Williams Bautista y María Lourdes Ramos Loyo…   

Hoy estará  en Cajeme la diputada federal Teresa Lizárraga Figueroa, ex integrante del “Nuevo Sonora”, administración gubernamental que estuvo al mando de Guillermo Padrés Elías, uno de los ex gobernadores presos, al igual que Tomás Yarrington, Javier Duarte, más los que deberán sumarse en el futuro junto con sus ex funcionarios, si es que en verdad el presidente Enrique Peña Nieto se coloca al lado de la justicia, o simplemente mueve los hilos de la conveniencia con fines electoreros.

La ex directora de Isssteson, promueve una iniciativa encaminada a reformar el Artículo 58 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, misma que presentó en la Cámara Baja de San Lázaro.

Y, dicho con todo respeto, la legisladora panista sigue sin credibilidad en Sonora, luego de su paso –dicen que turbulento- por el Isssteson; tal vez a eso se deben sus magras apariciones públicas en el terruño.

Le saludo, lector.