Share |

Vertiente

Limpia la trayectoria del Notario Rodríguez Félix.- Un grupo delictivo lo denostaba públicamente y amenazaba para extorsionarlo.- Se complica en el parlamento los casos de la Fiscalía Anticorrupción y de Delitos Electorales.- Firma convenios Raúl Ayala de Fundación Colosio

Es positivo que los órganos que procuran e imparten justicia, actúen con prontitud y eficiencia, para que delitos como calumnia y difamación no queden impunes y los nombres de agraviados ante esas acciones criminales logren su integridad y limpieza.

Tal es el caso del reconocido Notario Público cajemense Marco Antonio Rodríguez Félix, a quien un grupo delictivo integrado por Reynaldo C., Jaime L. T. y Dinorah L., según consta en actas del Juzgado de Primera Instancia del Ramo Penal, lo convirtió en objeto de calumnias y difamación públicamente, utilizando volantes denostadores y bajo amenazas le exigían el pago de 2 millones de pesos para que cesaran los ataques.

Sin embargo, el licenciado Rodríguez Félix, como hombre de leyes que es, puso en manos de la justicia esos actos criminales en su contra, los que se investigaron y documentaron en tiempo y forma, dictándose auto de formal prisión a los acusados que, ciertamente gozan de libertad condicional, pero teniendo que firmar cada viernes por esa prerrogativa legal.

Afortunadamente Rodríguez Félix está revestido de un prestigio bien logrado en el seno de la sociedad cajemense, cuya raigambre familiar es ampliamente conocida, junto con su trayectoria profesional que le ha valido el respeto y la confianza de la comunidad en general, de tal manera que las muestras de apoyo han trascendido…

Qué lástima que en el parlamento local, se esté prohijando una semilla amarga, que al paso del tiempo podría convertirse en el punto de colisión entre sociedad y Gobierno.

Es que el proceso para la nominación de titulares de la Fiscalía Anticorrupción y de Delitos Electorales, junto con las reformas de leyes secundarias del Sistema Estatal Anticorrupción, siembran dudas en la conciencia de los sonorenses.

Y ese germen de desconfianza no es porque lo estén propiciando y magnificando los diputados del PAN, encabezados por Luis Serrato Castell y por el dirigente azul David Galván, trascendiendo incluso a Ricardo Anaya a nivel nacional, quienes están aprovechando las circunstancias, construyendo una trinchera de guerra que les urge, ante tal problemática; sino debido a que la ciudadanía sonorense piensa, analiza, sopesa situaciones y en su libre albedrío, sin colores ni siglas, percibe que algo anda mal en dicho proceso, que no se están construyendo instituciones y leyes para que sirvan a la sociedad en general ahora y a futuro, sino presumiblemente a grupos de poder.

Cuidado, pues, porque el tema es demasiado frágil como para permitir que se convierta en motivo de sospechas a priori, ante la posible construcción de una estructura que podría no servirle a la ciudadanía, sino a partidos, instituciones gubernamentales, cofradías.

Y es que la gente tiene como valedera la figura de la mujer con los ojos vendados, una balanza y una espada en cada mano, simbolizando que sus acciones serán iguales, siempre, para todos…

Está marcando huella social e ideológica en Cajeme, Raúl Ayala González, a través de la Fundación Colosio que preside en el Municipio.

Hoy, por ejemplo, tendrá efecto la firma de un convenio de colaboración entre el citado organismo colosista, Ampebac (Asociación Mexicana pro Educación y Beneficencia A.C) y la diputada Kiki Díaz Brown, lo que sin duda será en beneficio de la comunidad.

El acto se llevará a cabo a partir de las 13:00 horas, en el salón Bicentenario del hotel Wyndham Garden.

Le saludo, lector.