#EstamosUnidosMexicanos reunió a 300 mil personas en el zócalo

(Tomado de JoseCardenas.com)

Unas 300.000 personas se congregaron este domingo en la plaza principal de Ciudad de México para presenciar un concierto gratuito en que artistas nacionales e internacionales llamaron a mantener la ayuda para los damnificados de los recientes sismos y contribuir a la reconstrucción de las zonas afectadas.

Una veintena de estrellas de la música latina llamó este domingo durante un concierto a la unidad de México. En el evento realizado en el Zócalo de Ciudad de México, denominado “Estamos Unidos Mexicanos”, participaron artistas como Miguel Bosé, Juanes, Julieta Venegas, Enrique Bunbury, Pepe Aguilar, Chayanne y Jarabe de Palo.

El grupo de música norteña Bronco inició el concierto a las 17 (hora local, 22 GMT) con la canción “Que no quede huella” en uno de los dos escenarios montados en la Plaza de la Constitución, con la Catedral Metropolitana como telón de fondo.

“Este es tiempo de abrazarnos, es tiempo de amarnos, es tiempo de gritarle al mundo que los mexicanos somos más grandes y más fuertes que un terremoto. Así que invitamos a todo el mundo a que no decaiga este entusiasmo, a seguir apoyando”, dijo del vocalista del grupo, José Guadalupe Esparza.

El concierto continuó con la participación de la banda de pop Camila. “En este momento la compasión hace mucha, mucha falta. Yo quiero que aunque no se conozcan, hagamos un ejercicio de compasión”, dijo el líder del conjunto, Mario Domínguez.

A continuación pidió que todos tomaran de la mano a quien tuvieran al lado y levantaran los brazos al ritmo de la siguiente canción. La gente lo hizo de buena gana, ignorando la lluvia que por momentos caía sobre los congregados en la explanada.

El mensaje más político lo dio la cantante Julieta Venegas, quien convocó al público a “fijarnos en los gobernantes que tenemos, en cómo se desaparecen en los momentos de crisis”. También pidió “elegir a gente que sea digna de nuestro país que tenemos, digna de la fuerza que tenemos y que hemos demostrado; así que ¡viva México, a reconstruirnos y a votar por gente decente, por favor!”.

Siguieron otros artistas, todos apelando a la generosidad para los damnificados de los terremotos de septiembre pasado, que han dejado alrededor de 470 muertos y cuantiosos daños materiales en el centro y sur del país.

Al caer el sol hacia las 19 (hora local, 24 GMT), por los altavoces se pidió guardar un minuto de silencio por las víctimas de los terremotos, al cabo del cual un niño cantó el himno nacional.

Luego, el cantante y compositor Pepe Aguilar interpretó la famosa canción “El Rey” acompañado de mariachis.

El también productor invitó a todos los presentes y a quienes seguían el concierto por radio o televisión a no olvidar “que hay gente que nos va a seguir necesitando, que no se nos olvide que México requiere de mexicanos comprometidos, pero no por un mes o dos, sino por toda la vida, y ¡viva México, chingao!”.

Más adelante se presentaron los cantantes Emmanuel y Mijares con un popurrí de sus principales éxitos. “Creo que lo que hemos visto en estos días, sin que nadie nos lo pidiera, el salir a las calles a ayudar al hermano, ayudar al caído, al que nadie de repente hace caso, es una demostración de que México y todos nosotros somos unos guerreros, que nos levantamos cada vez que nos caemos”, manifestó Mijares.

El colombiano Juanes dijo amar a México por muchas razones. “Pero lo que he visto estas últimas semanas, lo que ha pasado entre ustedes después de lo sucedido, es muy inspirador. Sigan donando, por favor. Todavía falta muchísimo”, declaró.

Por su parte el puertorriqueño Chayanne pronunció un emotivo mensaje en que recordó que inició su carrera en México, donde le abrieron las puertas. “Yo no podía faltar a este escenario y decirle lo mucho que los quiero y lo mucho que me duele lo que muchas familias están pasando, porque allá en Miami, donde tienen su casa, también pasó un huracán devastador, porque en Puerto Rico, donde tienen a su familia, también hemos pasado por una situación superdifícil”, añadió.

El español Enrique Bunbury aseveró que México es un gran país, que ante las dificultades se crece. “Y tras el desastre del temblor, sé que saldrá adelante con más fuerza y energías que nunca”, expuso.

Su compatriota Miguel Bosé afirmó que “México es un ejemplo, siempre lo ha sido, en los momentos en que se ha necesitado más solidaridad, más acción, más unión, más compasión, más esfuerzo”. “Pero el esfuerzo, el seguir donando, aportando, tiene que ser constante, porque vamos a necesitar mucho todavía”, puntualizó.

Otros intérpretes, entre ellos las mexicanas Carla Morrison y Ximena Sariñana, así como la chilena Mon Laferte, pronunciaron mensajes alentadores y se entregaron al público, que respondió bailando, coreando y ondeando los brazos durante seis horas al ritmo de la música, agradecido por la solidaridad de los artistas.

Hasta uno de los dos escenarios montados en el Zócalo, también llegó Frida, la perra rescatista que conquistó a México tras el sismo del 19 de septiembre, acompañada por un grupo de brigadistas para honrar la memoria de quienes perdieron la vida en el terremoto.

El evento promovió el apoyo a cualquier forma de ayuda o donativo, sin estar relacionado a una fundación específica, aunque algunos organismos no lucrativos presentes fueron Hábitat para la humanidad, Love Army México, Save The Children México, Unicef México y Brigada de rescate topos Tlatelolco.

Fuente: Infobae