Share |

Acceso a la corrupción pública

“Qué lindo que tu riqueza no nos empobrezca y tu dádiva llueva sobre nosotros pecadores proclamemos al mundo tu mentidad y tu verdira, desinformémonos…”

Mario Benedetti

 

A pesar del bombardeo de imágenes y palabras en una mayor cantidad de instrumentos tecnológicos en la actualidad, el pueblo sufre la peor etapa de desinformación de las últimas épocas.

Salinas fue capaz de asegurar que con el Tratado de Libre Comercio que firmaría con EU pondría a México entre las más grandes potencias con empleo y felicidad.

Veinte años después Peña Nieto vuelve a prometerlo, -también como lo hizo con la Reforma Laboral que no ha traído ni empleo ni ningún cambio si no solo mayor flexibilidad para explotar-, que los "Contratos de Utilidad Compartida" que firmaría Pemex traerán empleo y felicidad.

Esta campaña de desinformación del poder ha encubierto una estrategia para incrementar la riqueza capitalista de la oligarquía financiera en el país a costa de la depauperización de millones y la expoliación de la clase obrera industrial.

El actual sistema manipula saturando la red y los medios de comunicación con datos y mensajes para generar su principal objetivo: La desinformación

El efecto es contrario a lo que dice en su publicidad el Instituto de “Transparencia” y la Ley de Acceso a la Información: “Donde hay información hay menos corrupción”.

Como diría Sócrates: “Mientras más sé, me doy cuenta que nada sé”, esto es trasladado al tema que nos ocupa, mientras más acceso a la información se pretende, mas desinformados estaremos. Así es la lógica del poder: “Te aviso que puedes investigarme pero para que no logres investigarme nada”.

A pesar del incremento en México del 8.8 por ciento de 2011 a 2012 de acceso a Internet, solo el 26 por ciento de los hogares acceden, según el INEGI. 80 millones de mexicanos no saben ni lo que es, en esta cantidad están desde luego los 50 millones en la pobreza.

Hace unos días fue contumaz la declaración del especialista en Internet y relator para la libertad de expresión de la Organización de las Naciones Unidas Frank William La Rue, que pidió el acceso gratuito al Senado de la República en una visita a México: “El Estado debe garantizar el acceso a Internet a toda la población”.

Una solicitud que se atora con los poderes fácticos de este país que protege el presidente Peña Nieto como lo hicieron Calderón, Fox, etcétera.

Los servicios de Internet que comercializan dos o tres oligopolios son carísimos, y los dueños son los mismos oligarcas: Slim, Azcarraga y en gran parte del país los Robinson Bours con su empresa de cable, cuando el costo de la señal en el espacio es bajísimo.

Esto está encubierto y protegido lógicamente por el gobierno federal (PRI y PAN) que sirve a los intereses de la oligarquía de los servicios de comunicación.

Los institutos de “transparencia” tienen como su principal instrumento de “acceso” a la información pública los sitios de Internet y presumen que sus gastos y cuentas se desquitan porque hay mas dependencias gubernamentales que tienen “páginas de Internet ; sin embargo el procedimiento para obtener información pública en Sonora, que sea cierta, veraz y máxima como dice la Ley, es tortuoso y mentiroso.

Como ejemplo están los Recursos de Revisión resueltos a mi favor que no acata la Tesorería municipal y otras dependencias en Cajeme así como Oomapas de Cajeme, el colmo es el Recurso 062-2012 que tiene más de 200 días hábiles sin contestar de forma completa evadiendo las resoluciones del ITIES y la Ley Estatal y no se ha emitido ningún tipo de sanción.

Pide la solicitud, con la resolución adjunta del ITIES para que la entreguen en un plazo de 5 días hábiles plazo que se venció el 21 de febrero pasado: “Situación actual financiera respecto a las Cuentas por Pagar contabilizadas antes del 1º de Septiembre de 2012 y no se han pagado hasta noviembre de 2012, incluyendo las cuentas por pagar a Empresas licitadoras de obras, a Proveedores de todas las dependencias municipales, anexando un listado y detallado las cantidades en pesos que NO se han pagado y las que se han pagado hasta noviembre de 2012, y Nombre y puesto de todos los empleados cesados o despedidos a partir del 16 de septiembre al 13 de noviembre de 2012 y cantidades pagadas en pesos por concepto de Finiquitos”.

Otro ejemplo es el gobierno del Estado que informa por medio del portal de Infomex lo que le da la gana si le solicitan información, que es prácticamente impresentable para ejercer el Recurso de Revisión, ante esta deficiencia la autoridad de la transparencia se hace de la vista gorda.