Share |

Alimentación balanceada para reducir colesterol y triglicéridos: IMSS

El colesterol y los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en la sangre y hasta cierto nivel son necesarios, no obstante, en niveles altos es perjudicial para la salud y puede producir ataques al corazón y el cerebro.

El colesterol proviene de sustancias inmersas en las grasas de origen animal y es necesario para ciertas funciones que realiza el organismo, estas grasas se procesan en el hígado y cuando se incrementan los niveles arriba de 200 miligramos por decilitro de sangre causa problemas en la salud, informó Victor Panduro Tucarit, jefe de Nutrición del Hospital General de Zona No. 14 del Instituto Mexicano del Seguro Social.

En la sangre tenemos dos tipos de colesterol: uno de alta densidad y otro de baja; el de alta es aquel colesterol bueno, mismo que debe estar como mínimo en 45 miligramos por decilitro de sangre, y el de baja es el colesterol malo, este  debe mantenerse por debajo de los 200 miligramos por decilitro.

El especialista dijo que todos los alimentos de origen animal son factores que incrementan el colesterol, como la yema de huevo, mantequilla, los productos fritos, capeados o empanizados. Dentro de los alimentos que ayudan a disminuir el colesterol se encuentran las nueces, cacahuates, almendras, aguacate y aceitunas, por su alto contenido en ácidos Omega 3, 6 y 9 que además elevan el colesterol de alta densidad.

De este tipo de alimentos debemos consumir de una a dos raciones por día, que van a ayudar a la protección cardiovascular, tomando en cuenta que una porción se compone de 10 piezas como máximo.

Cabe destacar que se tiene una mala información cuando pensamos que sólo las personas con sobrepeso u obesidad pueden padecer de colesterol alto, hay ocasiones en que personas con altura y peso normales, pueden tener las arterias saturadas de grasas y muestran niveles entre los 300 y 350 miligramos de colesterol.

Los triglicéridos al igual que el colesterol es grasa en la sangre, a diferencia que éstos provienen de los alimentos ricos en carbohidratos (azúcares) y que nuestro organismo los convierte en triglicéridos, de los cuales podemos aprovechar su energía para nuestras actividades físicas, y así evitar se conviertan en grasas causantes del sobre peso.

Todas las personas debemos mantener los triglicéridos por debajo de los 130 miligramos por decilitro de sangre. Entre los productos alimenticios que no se recomienda consumir ya que alteran la cantidad de triglicéridos en el organismo se encuentran los siguientes: dulces, frutas cristalizadas, jugos industrializados e incluso el abuso de jugos naturales, como puede ser ingerir más de un litro al día, para ello es recomendable no sólo ingerir el jugo de la fruta, sino también ayudarse de la fibra que proviene de la cáscara.

Quienes se ven más afectados por este padecimiento son los infantes, por la cantidad de azúcares que consumen a diario, y a la fecha se reciben en esta especialidad, diagnósticos de laboratorio efectuados a niños, con resultados de hasta 500 miligramos de triglicéridos por decilitro de sangre.

Nuestro cuerpo no necesita azúcares, pero si se desea consumir algún producto proveniente de este grupo, como lo son: mermeladas, miel, cajeta, leche condensada, chocolate, el máximo recomendable es sólo de una a dos raciones, o lo equivalente a dos cucharaditas cafeteras al día.

El especialista puntualizó que el tabaco y el alcohol influyen para que los triglicéridos aumenten, puesto que son un factor de riesgo cardiovascular como la hipertensión, obesidad y la diabetes, con el riesgo además de sufrir un infarto.

De esta manera, se recomienda incluir en la dieta alimenticia entre 20 a 25 gramos de fibra al día incluida en cereales o pan integrales así como también en la cáscara de las frutas, ya que ayuda  a controlar los niveles de triglicéridos y colesterol en el organismo.