lunes, abril 15, 2024
Inicio En Tijuana, crece una bola de nieve de color rojo y negro

En Tijuana, crece una bola de nieve de color rojo y negro

En el fondo, la situación se convierte en un asunto de alto riesgo, no es únicamente un tema de transporte pues están encadenados otros conflictos.

En Tijuana, el lunes 23 de octubre en el crucero de la 5 y 10, se pudo ver cómo crece una bola de nieve de color rojo y negro, la situación ha encendido las alarmas.

En el ya de por sí caótico tránsito vehicular, un grupo de taxistas bloqueo una de las vías más importantes de la Ciudad.

La protesta de los chóferes del transporte público se justificó por la decisión del gobierno estatal que encabeza la morenista, Marina del Pilar Ávila Olmeda que revocó las concesiones.

Explicado como un reordenamiento, la cancelación de las concesiones favorece a una empresa que parece estar vinculada con Carlos Torres Torres, el esposo de la gobernadora.

El gobierno de Baja California utilizó la fuerza pública para sofocar a los inconformes que exigen que se respete su derecho a trabajar.

Es cierto, el tránsito sobre el bulevar Aguacaliente que se convierte en Díaz Ordaz es un martirio para los automovilistas tijuanenses.

Sin embargo, la estrategia de supuesto ordenamiento resulta incongruente pues al final del camino, los usuarios serán los más afectados.

En el fondo, la situación se convierte en un asunto de alto riesgo, no es únicamente un tema de transporte pues están encadenados otros conflictos.

Si bien es cierto, este primer chispazo fue por el transporte público, el choque pudiera detonar los otros asuntos que apuntan hacia un estallido.

Los taxistas afectados y despojados de sus concesiones están agrupados en una organización que incluye a grupos de tijuanenses implicados en conflictos de tenencia de la tierra.

En un escenario de confrontación y volatilidad social

La zona este de la ciudad es el centro de una disputa que confronta a centenares de personas que han sido afectados por comisariados ejidales y acaparadores de tierras.

En los asentamientos de Maclovio Rojas, Ojo de Agua y la colonia 3 de Octubre, se localiza un foco de inconformidad que pudiera avivar el conflicto con el gobierno estatal.

Agrupados en la  Unión Ciudadana por el Derecho a una Vida Digna y Justa, los inconformes pueden elevar volatilidad a la ya próxima campaña electoral.

A estos grupos pudieran unirse los afectados por derrumbes en fraccionamientos que han perdido sus patrimonios.

Certeza jurídica, vivienda y transporte público han sido tradicionalmente los problemas más importantes para los tijuanenses.

Tradicionalmente también, esos problemas y conflictos han sido pilares para partidos políticos y fácticos.

Sobre la bola de nieve de color rojo y negro algunos ven la sombra de Bonilla

En este escenario, lo ocurrido en el crucero de la 5 y 10, no fue precisamente un asunto menor, el choque es una llamada de atención.

La ingobernabilidad y sus fantasmas amenazan la convivencia social; la polarización alentada desde la capital del país advierte un escenario de ruptura.

Aunque se señala que en el fondo del conflicto está el exgobernador, Jaime Bonilla Valdez,  es altamente probable sin embargo, que existan otros intereses.

Lo cierto es que la bola de nieve de color rojo y blanco empezó a correr el pasado lunes 23 de octubre.

Luego de la confrontación, surgen señales de que arrastra otros intereses y volatilidad.

Se han encendido las alarmas que plantean ruptura y choque.

TE PUEDE INTERESAR: Concesión de la Carretera Federal 15 en Sonora se extingue hasta el 2047

Artículos Relacionados
- Advertisment -Dra.Barreras

MÁS LEÍDAS